Edificio Inteligente EPM

EPM: ¿Objeto social o criminal?

La crisis de EPM no se va a superar con la ampliación de su objeto social a toda suerte de actividades mercantiles, para que su gerente y su junta directiva puedan continuar festinando o jugando monopolio, de la manera más irresponsable, con los recursos públicos, en beneficio del GEA y de otros terceros ampliamente conocidos por el común.

Su crisis se debe al muy mal manejo de esas empresas y, sobre todo, a que uno de esos gerentes que impuso el GEA, con la estrecha colaboración de la irresponsable junta directiva de EPM, despilfarró más de once (11) billones de pesos, sin contar los sobrecostos de Hidroituango que puede valer otros 5 o 6 billones de pesos más, ni la pérdida o daño patrimonial de USD 60 millones de Orbitel, ni la pérdida de UNE, ni la muy reciente pérdida de 791.738 millones de pesos adicionales por no haber asegurado un empréstito y a la que me referiré en mi primera coletilla. ¿Cuándo va a parar está hemorragia, este desangre tan espantoso, de recursos públicos? ¿Cuándo van a actuar la fiscalía y la contraloría?

Su crisis se debe igualmente a que ese gerente, al decir del ingeniero Francisco Luis Valderrama A ─, quien trabajó durante años en epm y la conoce hasta los tuétanos─ “…lesionó su estructura administrativa; priorizó negocios de dudosos resultados en el exterior…, produjo terror laboral; acalló voces críticas internas sensatas; desbarató equipos competentes, menospreció el rigor empresarial, interiorizado hasta los tuétanos en la organización; impuso directivos externos por encima de funcionarios competentes de extracción interna y generó un clima empresarial deplorable, en mora de ser intervenido positivamente…” La crisis de EPM se debe, pues, a unas pésimas e irresponsables, por decir lo menos, administraciones.

La crisis de epm consiste en que hay demasiado sinvergüenzas enquistados en esas empresas. Su crisis es de carencia de gentes de bien que las administren únicamente para el beneficio común y no para el beneficio de un grupo de deshonestos. Su problema es ético. Su problema es que la mayoría de sus gerentes, de los miembros de sus juntas directivas y un grupo importante de empleados “suyos”, le fueron impuestos a epm por las empresas que conforman ese nefasto grupo de empresarios abusivos y explotadores, denominado el GEA.

El GEA es nefasto, entre otras muchas razones, porque, desde hace muchísimos años, les “financia” las campañas políticas a los candidatos a la alcaldía y al Concejo de Medellín, a la Gobernación y a la Asamblea de Antioquia y vaya usted a saber a qué otros candidatos de alcaldías y gobernaciones del país también se las ha financiado, como igualmente lo ha hecho con candidatos al senado y a la cámara y con los candidatos a la presidencia de la república más opcionados, para que, cuando se posesionen los que ganen las elecciones, les retornen la “inversión” pero multiplicada por billones y para que adicionalmente les concedan toda suerte de beneficios y les hagan todos los favores que ese grupo solicite, lo que no solo atenta contra la igualdad sino que es ilícito.

En el caso de Medellín cada alcalde de EPM les tiene que entregar, a los del GEA, puestos en todas la juntas que les interesan, como en la del Metro y en otras más; adjudicarles la mayoría de los contratos y de la burocracia, pero adicionalmente les tiene que otorgar tres o cuatro asientos en la junta directiva de EPM, fuera de tener que acompañarlos en todos sus proyectos para que finalicen en su favor todos los debates y, obviamente, para que el GEA pueda controlar a EPM como le dé la gana; sin que pueda pasarse por alto que la tajada burocrática en el municipio y en EPM, de la que se apoderó ese grupo de abusivos y explotadores, es gigantesca; brazo de empleados desleales y deshonestos, con el que, los del GEA, le compiten, desde adentro, y de la manera más desleal posible, a EPM;a la vez que sus alfiles en la junta logran que se les adjudiquen a las empresas de su grupo, multimillonarios contratos y que les den a esas empresas un tratamiento contractual cómplice y protector, diferente del que se les imparte a los demás contratistas.

Prácticas politiqueras ilícitas, corruptas y corruptoras, igualitas a las de Odebrecht, que rompen el principio de igualdad constitucional, promueven la corrupción que nos ahoga, les niegan posibilidades de trabajo a miles de compatriotas, atentan contra el bienestar colectivo, ponen en riesgo la prestación de los servicios públicos domiciliarios, privan de servicios públicos a centenares familias sumidas en la pobreza, contribuyen al incremento salvaje de las tarifas y atentan contra la democracia en la medida en que la prostituyen de la manera más asquerosa.

No hay ninguna diferencia entre el GEA, las FARC o los paracos, quienes secuestraron las contrataciones municipales, o si la hay, los daños patrimoniales de los grupos alzados en armas son muchísimo menores que los que les causa el GEA a las comunidades en las cuales interviene.

Este grupo de abusivos ha hecho desaparecer, como por arte de magia, billones. El problema de EPM es que, al parecer, está siendo muy mal administrada, por decir lo menos y, por ello, buena parte de sus recursos se están perdiendo frente a la mirada cómplice e irresponsable de nuestras muy corruptas autoridades y de una prensa igualmente corrupta, por ellas enmermelada. ¿Quiénes se están robando a epm, como todo parece indicarlo? Ello no lo sé, ni estoy señalando a nadie en particular. La verdad la tienen que establecer la fiscalía y la contraloría, a la brevedad, porque epm y no solamente la Ptar, están oliendo muy mal.

El problema de EPM, es que ni el señor fiscal ni el señor contralor, se deciden ni a investigar ni a meter en cintura siquiera a los presuntos responsables de esa debacle económica y a que el señor contralor está supremamente ocupado anunciándonos, desde que se posesionó, que va a poner a temblar a los corruptos y a que la señora contralora, la que tenemos en provincia, llora cuando capturan a alguno de ellos, mientras una buena parte de nuestros “lideres” en vez de censurar sus criminales conductas aplaude sus felonías.

El cuestionado proyecto de ampliar su objeto social le permitirá al ente gubernamental “…distraer sus recursos en otros menesteres…”, como ya lo está haciendo, lo que es gravísimo, pues lo que realmente se busca con ello es “ …eludir el control político y social, cuota inicial para la privatización de EPM, vieja aspiración de sectores empresariales y dirigentes afines…” con miras a invocar “…más temprano que tarde … la necesidad de un socio estratégico con músculo financiero y toda la burda artillería que se suele esgrimir para feriar los bienes públicos…”, al decir del doctor Francisco Luis Valderrama A, en el precitada columna. Sin que pueda ignorarse que los cambios propuestos por el alcalde no solo no son necesarios, sino que podrían “…afectar su estabilidad financiera e institucional y la calidad y costo de los servicios que hoy presta…”, como lo afirmaron acertadamente algunos ingenieros de la Universidad Nacional.

Los estatutos de epm si se deben reformar, pero para transformar a epm en un ente autónomo que solo pueda ser administrado por técnicos elegidos por sus capacidades probadas y no por los personajes que están acabando en su favor con esas empresas.

Con otras palabras, tenemos que defender este valioso patrimonio público y lo primero que debemos hacer es promover, como ya lo había propuesto y como actualmente lo está proponiendo un grupo de ingenieros de la Universidad Nacional, la creación de una veeduría en defensa de EPM y yo iría más lejos, debemos promover un movimiento ético político, para elegir un alcalde que tenga palabra, que honre sus compromisos, que defienda a las empresas públicas y que sea honesto. A alguien que brille por sus calidades morales y a elegir también unos concejales decentes para cambiar el sistema de votos actual: diecinueve (19) votos en contra de la ciudad y a favor del GEA o de terceros deshonestos y dos (2) votos a favor de la ciudad.

La solución que requiere epm debe emanar desde las más altas esferas del Estado. Tiene que ser una solución de poder que, sin privar en ningún caso al municipio de su propiedad, despoje al alcalde de turno de las facultades de nombrar al gerente y a los miembros de la junta directiva de epm, pues esa diabólica facultad le asegura al alcalde que, en su administración, epm, solo hará lo que les interese a él y a los sinvergüenzas que apoyaron su elección, para enriquecerse ellos únicamente.

Todas las facultades del gerente y de los concejales deben trasladársele a una corporación sin ánimo de lucro, cuyos corporados lo sean el municipio, las agremiaciones profesionales, la academia, las ligas de usuarios de servicios públicos y otros grupos similares para que esa corporación garantice que el gerente y la junta de epm sean elegidos a través de concursos públicos de méritos, y para que se les exija a los aspirantes a ocuparlos, más de cuarenta y cinco años de edad, idoneidad profesional, experiencia, conciencia social, compromiso exclusivo con EPM y comportamiento ético reconocido. Tanto el gerente y, por lo menos, cuatro miembros de la junta directiva deben ser ingenieros ─ especialistas en alguno de los servicios prestados por epm ─ a quienes deben acompañar un administrador, un economista y un abogado experto en servicios públicos domiciliarios y todos ellos deben ser elegidos por concurso de méritos.

Los que me conocen saben de mi profundo asco y desprecio por el comunismo, pero tengo que darle la razón a Fecode, en el sentido de que debemos marchar en defensa del patrimonio público, pues se lo están robando. El presidente nos prometió para que lo eligiéramos que Nuestra bandera será la lucha frontal contra la corrupción, la politiquería y el clientelismo.”, puro bla, bla,bla. ¡No más gobernantes mentirosos! ¡No más Santos, no más pinturitas!

Ese alcalde o, mejor dicho, esa alcaldesa, debería ser la doctora María Paulina Aguinaga Lezcano, quien lleva años defendiendo a epm y dos excelentes miembros de la junta de epm podrían serlo los doctores Francisco Luis Valderrama A y Luis Fernando Munera López, quienes también han hecho lo mismo y por quienes meto la mano al fuego.

Es urgente igualmente que sus estados financieros, pero desmaquillados, se publiquen mensualmente, para que sea el común el que pueda ejercer la auditoria de estos. La única información que debe permanecer reservada en epm, es la relativa a sus secretos industriales. Debe disponerse también que si alguno de los miembros de esa Junta le prestó sus servicios a alguna sociedad mercantil, no pueda votar decisión alguna que la beneficie.

Coletilla1.- ¿Un torcido? – En anterior columna afirmé que, en el primer trimestre de 2020, emp tuvo una pérdida de 345.000 millones de pesos, porque sus administradores no aseguraron un empréstito multimillonario, para proteger a epm de las variaciones en el tipo de cambio, pero estaba equivocado. Esa pérdida ascendió a más del doble de la cifra indicada, ascendió a la suma de 791.738 millones de pesos, como nos lo informa el profesor de EAFIT Luis Guillermo Vélez Álvarez, en interesante artículo titulado: “EPM: una vergonzosa pérdida en el primer trimestre de 2020”, cuyo texto encontraran este link.

Coletilla 2 – Mundo digital. – Parece que todo lo relacionado con la ampliación del objeto social de epm, tiene que ver con que el alcalde va a crear a Medallo´s Silicon Valley. ¿Cuántos billones se van a perder en ese negocito? ¿Cuánto calculan Ktronix, Suramericana y Bancolombia que se va a ganar en ese proyecto? ¿Cómo van ahí? ¿Tiene el alcalde un conflicto de intereses? ¿En Nutresa por qué no montan una cerrajería, compran un banco barato en Panamá o agencia de viajes en Cancún? Dejen a EPM prestando servicios públicos únicamente y que el GEA y el alcalde con su plata, pero no con los recursos públicos, jueguen irresponsablemente monopolio como les venga en gana.

Coletilla 3 – Dicen que al alcalde nos lo mandaron Santos y Petro, quienes van de la mano para atacar a Uribe e ideologizar a la población en el odio, con parte los recursos de epm (recuerden que el embluyinado, tuvo un guerrillero en la junta de epm) y principalmente, para terminar feriando a epm, como ferió Santos a Isagén. Los recursos de la venta de Isagén se los debe haber tragado la pandemia. Aquí no se construye se destruye. ¿Será que los americanos nos ayudan con el tema de las comisiones que se dice se pagaron en ese negocito, en el de Isagén?

Deja un comentario