beijin china

¿CHINA FIRST?

Las Américas, Europa y los demás países libres, deben promover, a la brevedad, un movimiento contra la política expansionista china y su penetración económica, militar, cultural, política y cibernética, en todos los países del mundo, antes de que sea demasiado tarde.

El que realmente pretende que su país sea el primero y que su poder se extienda por el mundo entero y de hecho lo está logrado, es el emperador comunista Xi Jinping, quién viene imponiendo una estrategia expansionista y de naturaleza imperialista nunca antes vista, para apoderarse indebidamente de los territorios de otros países, de sus recursos renovables y no renovables y de las economías de muchísimas naciones, máxime ahora, cuando enfrenta una escasez de alimentos, que tiende a agravarse con la pandemia; al punto de que lo ha llevado a reglamentar el número de porciones que debe servirse su población, para evitar el desperdicio.

Como el comunista mentiroso que es, el emperador chino promueve una campaña diplomática risueña, que da la falsa imagen de que ayuda a aliviar la pandemia o que invierte “desinteresadamente”, en países con problemas económicos como Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Ecuador o la Argentina y aun en países con problemas menores como los europeos, ello en proyectos tan ambiciosos como el de la Ruta de la Seda. Pero lo que debemos preguntarnos es, ¿cuál es la verdadera cara de este sistema político y que tipo opresiones ejerce y ejercerá dicha tiranía, sobre los habitantes de sus territorios o de los territorios que controla, invade, interviene, amenaza o ataca?

Ese régimen comunista o guerrerista, valga la redundancia, cuyo ejércitos y armamentos, aun atómicos, ha crecido de manera desproporcionada en los últimos años, lleva por lo menos 70 años oprimiendo al Tíbet, al punto que un ejército de más de 80.000 soldados invadió, ese indefenso país, para apoderarse y explotar a su antojo sus minas de oro y de uranio. Posteriormente expulsaron del país, a las patadas, a un hombre bueno como el Dalai Lama, a una persona completamente pacífica y amable, a quien algunos tildan de santo, al líder espiritual de esa región, quien no puede volver a su tierra pues fue desterrado por el régimen comunista chino y, lo que es más grave aún, el imperio mandó chinos étnicamente Han para ir remplazando lentamente la población del Tíbet, para volverla 100% china y esa conducta es absolutamente criminal.

Y no solo oprime al Tíbet sino a su propia población, como sucede con más de un millón de uigures o de chinos musulmanes, conocidos como los cabezas de trapo, quienes son despreciados y tratados como basura por el régimen chino, porque su apariencia es diferente a la de los miembros de la etnia Han, que es la mayoritaria en el país del emperador y, adicionalmente, porque el emperador detesta la religión musulmana y sobre todo la lengua o el idioma que los uigures utilizan, pues es diferente a la de la mayoría del pueblo chino y, por lo tanto, el ejército rojo los explota en fábricas de trabajos forzados, resaltándose que más de un millón de ellos, está encerrado en campamentos de reeducación, lo que demuestra la tiranía a que se somete a los pueblos bajo el yugo del abusivo dragón.

Otra víctima del dragón es la isla de Hong Kong, otrora colonia británica, lo que nos explica su fabuloso crecimiento económico, pero en 1997 regresó a las manos del emperador, pero bajo el principio de “Un país, dos sistemas”. Una estrategia de Deng Xiaoping para reunificar a China, que permite que en algunos territorios chinos, funcione el sistema capitalista, pero como el emperador decidió aplicar en Hong Kong leyes orwellianas, que son aquellas que privan de sus derechos y de sus libertades a los ciudadanos, argumentando falsamente que se expiden para defenderlos, como la famosa ley de seguridad, que lo que realmente busca es el desmonte de todas las conquistas democráticas de sus habitantes, en cuanto permite que sus ciudadanos pueda ser juzgados y encarcelados no solo por sus acciones sino por sus pensamientos, la violencia se tomó su calles, acabando con la paz y el crecimiento económico que en ella reinaban.

Los chinos están, igualmente, tratando de destruir la cultura y el idioma mongol, como lo denunció la BBC. No hay derecho.

No podemos tampoco olvidar a Taiwán, cuya población defiende valores democráticos a los que no quieren renunciar y que el sistema comunista chino persigue y por ello el emperador permanentemente amenaza a sus habitantes, como a los de Hong Kong con la promesa de que los va a invadir y los hostiga permanentemente, con operaciones militares.

El derecho autodeterminación de los pueblos, es el papel higiénico de los comunistas, para invadir y extinguir las democracias y joya invaluable para defender las tiranías y las violaciones de los derechos humanos.

En Latinoamérica la penetración cultural china y sus actividades de irrespeto a los derechos de autor, de comercio ilegal (venta de contrabando) y de dumping, son notorias. En Bogotá, por ejemplo, se cerraron 53 establecimientos por comercializar ropa de contrabando china, sin que podamos olvidar que estamos inundados de toda suerte de cacharros orientales y en Argentina, al parecer, promovieron con el “compañero” Fernández, la expropiación de Vicentín, para generar un monstruo comercial.

En su propio beneficio los chinos abrazan y les colaboran a las tiranías narcoterroristas cubana, nicaragüense y venezolana y así como Cuba, las Farc y el ELN producen y exportan desde Colombia y Venezuela miles de toneladas de cocaína, para atacar a los estadunidenses y destruir a su juventud, el narco régimen chino se hace el ciego o el Santrich, frente a las exportaciones chinas hacia occidente, de miles de toneladas de pastilla de fentanilo, una droga más fuerte que la morfina, la que distribuyen en Estados Unidos los carteles mejicanos, mientras persigue a plomo a quienes comercian con drogas en su país.

Como lo sostiene Laureano Pérez Izquierdo, en su columna titulada “La peligrosa estrategia imperialista de Xi JinpingEl régimen chino no sólo sostiene una crisis política y económica con los Estados Unidos … alienta conflictos fronterizos con 18 naciones y está decidido a acelerar esos procesos con la mayoría de ellos … “ (Rusia, Tajikistán, Nepal, India, Bután, Taiwán, Filipinas, Japón, Corea del Norte, Corea del Sur, Indonesia, Malasia, Laos, Vietnam, Camboya, Mongolia y el Tíbet.) “…que ven cómo el tren imperialista del gigante comercial intenta arruinar sus más o menos tranquilas economías y geografías…” https://www.infobae.com/america/mundo/2020/08/29/la-peligrosa-estrategia-imperialista-de-xi-jinping/

El Ecuador, por ejemplo, está endeudado hasta la camisa por los préstamos que contrajo con los chinos, al punto de qué tiene que entregarles la mayoría de su producción petrolera, para poder servir la deuda y de Venezuela ni hablar.

El emperador además de contar con flota más grande del mundo de barcos de guerra, controla otra de buques pesqueros, esparcida por todo el Pacífico, dedicada a robar pescado en aguas ecuatorianas, peruanas colombianas, etc., con un sofisticado sistema de buques madre.

Permanentemente a esas aguas, a las de la alta mar, llegan buques tanqueros contratados por los chinos a venderles combustible y alimentos a eso barcos pesqueros y posteriormente buques refrigerados a recoger la carga, ilegalmente obtenida. Toda una industria criminal que no les paga un peso de impuestos a esos pobre países. Yo le pregunto amable lector, ¿qué le pasaría a cualquier pesquero que se atreva a pescar ilegalmente en aguas chinas?

Pero estos atropellos no son únicamente en aguas latinoamericanas, pues como lo sostiene el mismo columnista, en otra columna que tituló “La otra armada de Xi Jinping: el preocupante saqueo de mares que crece al amparo del régimen chino…”, miles …de buques pesqueros esquivan autorizaciones y reglas internacionales. A su paso, destruyen economías y biodiversidad, poniendo en riesgo la fauna marina y el sustento de millones.”

https://www.infobae.com/america/mundo/2020/08/15/la-otra-armada-de-xi-jinping-el-preocupante-saqueo-de-mares-que-crece-al-amparo-del-regimen-chino/

Los mamertos se quejan de los préstamos del Fondo Monetario Internacional, pues alegan que nos los hacen para dominarnos y ¿qué piensan esos mismos mamertos de cómo les va a ir a los países latinoamericanos cuando no puedan pagar las deudas chinas o siquiera servirlas? ¿Cómo los van a tratar los chinos, que violentan hasta sus propios connacionales de las maneras más crueles y violentas?

Coletilla.- Cuba, Nicaragua y Venezuela son guerreristas, pues solamente tiene para mostrar a sus ejércitos (combos), dizque para defenderse del imperio, mientras sus ciudadanos carecen de todo lo necesario para vivir con dignidad y en Colombia somos tan estúpidos que maniatamos a nuestros policías y militares, para que se puedan fortalecer las FARC y el ELN, las narco fuerzas cubanas, las que asesinan  a sus anchas a nuestros lideres sociales, a nuestros militares y policías y destruyen nuestros recursos naturales, gritando a unísono: ¡Viva la paz, de Santos!, la paz de los bandidos.

Deja un comentario