¿Comité de paro o comité de terroristas?

¿Por qué no se debe negociar nada con el mal llamado comité de paro? ¿Por qué es necesario romper relaciones con Cuba? ¿Quiénes son los responsables de este despelote criminal?

“Usaremos a los idiotas útiles en el frente de batalla. Incitaremos al odio de clases. Destruiremos su base moral, la familia y la espiritualidad. Comerán las migas de nuestras mesas. El Estado será dios.” Esto no lo dijeron ni Castro, ni Petro, ni Maduro, lo dijo Lenin.

En todos los países del mundo hay razones suficientes para que sus ciudadanos protesten y aún más en los países de la América Latina, por la pobreza, la miseria y las profundas desigualdades e inequidades en la distribución de la tierra, de los ingresos, de las oportunidades y de los gravámenes tributarios, lo que facilita la concentración de la riqueza en unos pocos.

No obstante lo anterior y así hay que reconocerlo, muchos países latinoamericanos han reducido sus niveles de pobreza de manera considerable y en otros como en Cuba, Venezuela y Argentina, la miseria ha llegado a limites inaceptables, por el desarrollo de las fracasadas y criminales políticas Castro chavistas, pero en ningún de los tres países comunistas se puede protestar violentamente, porque asesinan a los manifestantes. Allá no atacan a las autoridades como en Colombia con piedras, bala y gasolina, eso fue al principio en Venezuela, ya no, pues, hoy en día, prima un régimen de terror y el que tenga dudas que visite la frontera o la isla prisión.

Nadie ha dicho que Colombia no afronte problemas económicos. Según un estudio de un grupo de investigadores de la alcaldía de Bogotá, “…Colombia es el segundo país con el mayor nivel de desigualdad de Latinoamérica, medida a partir del coeficiente de Gini (0.538), superado solamente por Haiti (0.608)2 y registra una brecha de desigualdad de casi 12 puntos con Uruguay (0.419) el país con menor desigualdad de la región; por otro lado, aunque Bogotá ha reducido sus niveles de desigualdad en los últimos diez años, mantiene un nivel alto comparado con las principales ciudades del país, pues es la segunda ciudad más desigual después de Medellín.” Es más, amable lector, si quiere entender la triste realidad mire el siguiente video, contentivo de un informe elaborado con cifras y sin odios: https://www.youtube.com/watch?v=8LjOG7FSL_Q

Por lo anterior entendemos que las gentes de bien desesperadas hubieren acatado el llamado a marchar de Petro, pero ¿quién o quiénes son los responsables de que no se pueda mejorar ese índice? ¿quiénes son los responsables de la pobreza y de la miseria en Colombia? ¿Duque, Carrasquilla, Uribe, Gaviria o Petro?

No señores, los responsables somos todos los colombianos, unos en mayor medida que otros, porque no hemos hecho nada por acabar con el CLIENTELISMO ─ el verdadero enemigo del país─ la politiquería y la corrupción que éste conlleva y porque las incrementamos, en la medida en que dejamos ENSUCIAR la política y por ello si no reaccionamos nos van a implantar una dictadura narco paramilitar comunista, a las patadas.

El doctor Álvaro Gómez Hurtado decía que todos los males del país se debían al RÉGIMEN, que es el que realmente “maneja el poder en Colombia”, lo que significa que todas las instituciones del Estado se corrompieron hasta los tuétanos, por culpa del llamado CLIENTELISMO y por ello no tenemos un congreso que nos represente, carecemos de justicia y de una rama ejecutiva competente, carecemos de universidades, etc., pues el régimen corrompió a la mayoría de las instituciones del país, las que no están funcionando como deberían.

Recordemos sus palabras. Yo apenas citaré un par de párrafos, pero, amable lector, si le interesa el tema y quiere entender el problema, léase la intervención completa de este mártir de la democracia, de cuyo asesinato cobarde, ruin y miserable, dicen sentirse muy orgullosos los camaradas de las FARC, Samper incluido ─ pues llamó a Timochenko “camarada” ─, haciendo click en el enlace (link) que les copiaré al final de este párrafo:  “La política se ensució hace ya dos décadas, cuando cayó bajo el dominio del clientelismo y se sometió a la preponderancia del dinero. Desde entonces se quedó sucia. Es la forma de dominio que ha tenido el Régimen imperante para poder doblegar a la opinión pública y aprovecharse de las oportunidades de mando y de los gajes del poder. El Régimen necesita que la política sea sucia porque es la manera de conseguir la amplia gama de complicidades que se necesitan para mantener su predominio. La anarquía imperante en Colombia nos ha hecho pensar en que es indispensable tumbar el Régimen que, también aquí, ha corrompido la política. Y hace mucha falta que alguien convoque a una regeneración. El sistema existente se está cayendo sobre sí mismo, sin alternativas. Nos tocará sobrevivir entre los escombros de la anarquía…. Como la política tiene un mal aspecto, LA GENTE DE BIEN prefiere no enterarse de ella.

https://www.elnuevosiglo.com.co/articulos/10-31-2020-el-vacio-que-duele

No es al gobierno al que hay que tumbar, es al RÉGIMEN y no es que la política tenga un mal aspecto, es que para ser político necesariamente se tiene que ser un hampón, un delincuente de siete suelas, pues ¿de dónde saca un candidato cinco mil o seis mil millones para financiar una campaña y cómo los va a pagar posteriormente? Y, por lo tanto, los miembros de las corporaciones de elección popular no llegan a servirles a sus comunidades, sino a servirse o a servirles a quienes los financiaron y los alcaldes y gobernadores ibidem. Y por ello he rechazado a los comerciantes e industriales que financian bandidos (políticos), para que se conviertan en presidentes, en alcaldes, gobernadores, congresistas, concejales y diputados, a su servicio. ¡Qué asco!

Fui uno de los que escribió en contra de la reforma tributaria y expliqué las razones por las cuales no compartía su texto y no propiamente refiriéndome al IVA, como igualmente lo hicieron muchos otros colombianos y cuando lo hice, ese proyecto de reforma tributaria había sido rechazado por todos los partidos políticos. Ya la reforma estaba absolutamente muerta y se sabía que no la iban a aprobar los congresistas y menos en vísperas de elecciones y por ello el gobierno dejó el texto en manos del congreso, para concertar, con sus miembros, los textos que, según ellos, deberían reformarse o eliminarse.

El paro no era necesario y esta es la hora en que el famoso comité de paro está haciendo otras exigencias ─ chantajes ─, para acceder a parar el vandalismo salvaje y criminal que promueve, con la ayuda de gobiernos extranjeros, como Rusia, Cuba y Venezuela y con dineros del narcotráfico.

Qué el país necesita un cambio dicen muchos manifestantes y tienen toda la razón, pero el cambio no se logra destruyendo la infraestructura nacional, ni el comercio, ni asesinando policías, sin construyendo, pais. El cambio no puede consistir en convertir el país en un satélite cubano, que es lo que pretenden Cuba, el comité de paro, Petro, Santos y las FARC.

COLETILLA 1.- PETRO Y SANTOS, LOS REYES DEL ENGAÑO Y DE LA MENTIRA. Este par de sinvergüenzas no solo nos mienten a los colombianos sino a los extranjeros desinformados. Lean lo que declaró Petro, el mitómano criminal, en el exterior: que nuestro ejército y nuestra Policía, siguiendo las órdenes de Uribe y de Duque de masacrar a la población “…recorren las calles buscando a quién disparar, a quién dañarle los ojos, a quién torturar y violar, a quién desaparecer.” Uribe y Duque lo deben denunciar por injuria y calumnia ante la Corte y acudir a cortes internacionales, en defensa de su buen nombre.

Coletilla 2.- “Hace 21 años los jóvenes festejaban el triunfo de Hugo Chaves en Venezuela, hoy sus hijos, como los cubanos, buscan comida en las latas de basura, pues ni migajas caen de las mesas de sus carceleros.”

Coletilla 3.- Lleguen mis condolencias a la viuda y a la hijita del capitán de la Policía Nacional Jesús Alberto Solano Beltrán y mi saludo fraternal a los más de 800 policías heridos por los vándalos de Petro, de las Farc y del ELN, quienes infiltraron las marchas pacíficas, para desatar, como desataron, la violencia más salvaje e incendiar al país.

Deja un comentario