La Colombia Inhumana, mentirosa, abusiva y criminal y el comité de gánsteres y extorsionistas.

Con el paro nacional, se busca esconder el accionar vandálico de las guerrillas, que persiguen darle un golpe de Estado a un gobierno democráticamente elegido.

Si yo quiero negociar un sobregiro con un banco, ¿por qué tengo que empezar la negociación, incendiando el banco o destruyendo con picos y almádanas sus cajeros automáticos?; pero lo más grave no es eso, es la ley del embudo que aplican los mamertos, para justificar el accionar de sus vándalos no de los marchantes pacíficos, que tenemos mil razones para protestar.

Si unos vándalos destruyen los vehículos, los bancos, la infraestructura Estatal, acaban con las fachadas de los edificios, los incendian, bloquean el transporte terrestre, secuestrando a los conductores atrapados en las vías, para sitiar por hambre a nuestros compatriotas y destruir la economía nacional, a la vez que bloquean las ambulancias para generar terror, al extremo de permitir que ello les cause la muerte a algunas de las personas que estas transportan o si lapidan, de la manera más cobarde y monstruosa, a unos policías que nada les habían hecho o los prenden vivos, lo mamertos “justifican” esas atrocidades, que ellos mismos promueven, así lo nieguen, afirmando que es el pueblo en ejercicio de la protesta quien así obra; pero si un anciano o una señora, como sucedió en otro paro, aterrorizados porque una manifestante o una manifestante los bloquea, llega a golpearlos levemente con su auto para huir, pensado, tal vez, que la turba los iba lapidar, como lo hicieron esos criminales, que no manifestantes, el día anterior con dos policías, que nada les habían hecho y como finalmente trataron de hacerlo con el anciano, quien, en su angustia, golpeó levemente a una joven con su vehículo y por ello fue perseguido para asesinarlo; acto criminal que no pudieron materializar, porque su carro era blindado u otro ciudadano hace unos tiros con una pistola traumática para alejar a la turba vandálica y defender su establecimiento, los califican de paramilitares.

Petro, Cepeda, Bolívar, Maduro, Narcotalia, las FARC, el ELN, Fecode, los Comunes y los comunistas del comité de paro, saben, a ciencia cierta, que en todas las marchas que convocan va a haber actos vandálicos y criminales, en contra de los bienes del Estado, de los comerciantes, de los industriales y de los banqueros y adicionalmente ataques aleves contra la fuerza pública y aun contra la comunidad por medio de los bloqueos criminales y sin embargo siguen convocando a esos paros y a esas marchas, no para protestar sino para que todo ese caos se siga presentando a ver si logran derrocar a Duque, porque están convencidos de que el país se le salió de las manos, gracias al vandalismo que ellos promueven.

Con otras palabras, estos guerrilleros, están utilizado “civiles” armados de palos, piedras, explosivos, cocteles Molotov, ácidos y armas de fuego, únicamente para “…derrocar al Gobierno Nacional, o suprimir o modificar el régimen constitucional…”, conducta delictiva conocida como rebelión (art 467 C.P.)

Y por ello Petro y Bolívar, según la alcaldesa de Bogotá, Narcotalía, las guerrillas de las FARC, organismos internacionales deshonestos, Venezuela y el malandraje de izquierda, contrata, con dineros ensangrentados, por cien mil pesos diarios a centenares de integrantes de bandas criminales de los barrios populares, para generar terror, destrucción, caos y vandalismo y alegan la misma idiotez, la de que es el pueblo, quien actúa “motu proprio”, pero si usted o un banquero contratan unas personas para defender sus bienes o su integridad, ya le dicen uribestia, paramilitar, etc.

Con otras palabras, ellos pueden atacar, destruir, incendiar propiedades y asesinar policías, hacer terrorismo, pero a quien se defienda de sus ataques vandálicos, lo acusan de paramilitar, pasando por alto que ese ejército vandálico que todo lo destruye es una fuerza paramilitar guerrillera, de criminales petristas, de salvajes, no una fuerza paramilitar uribista.

En defensa de nuestros derechos humanos, pisoteados por los mamertos violentos y para evitar los bloqueos vandálico criminales y las marchas que tienen al país al borde de la quiebra y que dispararon el número de muertos por la pandemia, el presidente de la republica ordenó la asistencia militar para una policía exhausta de ataques criminales y lo único que se le ocurre al Tribunal Administrativo de Cundinamarca es exigirle al presidente Duque que le explique por qué expidió el decreto 575 de 2021, que ordena asistencia militar a la Policía en Cali y en otras regiones del país, como que no vivieran en Colombia, pero se hace esa corporación la de la vista gorda, al pasar por alto, que el comité de maleantes del paro, al convocar a las marchas vandálicas, incurrió en los delitos de “Fraude a resolución judicial” (Art 454 CP) y de “Violación de medidas sanitarias” (Art 368 CP), al sustraerse al cumplimiento de la medida cautelar proferida por la honorable magistrada de ese mismo tribunal, Nelly Yolanda Villamizar de Peñaranda, quien, por razones de salud pública, aplazó las marchas. ¿Por qué no les pidió, también, esa alta corporación, explicaciones a Petro, Cepeda y a los demás promotores del paro, por esas conductas criminales? o ¿es qué las aplaude? ¿Dónde quedan el equilibrio y la imparcialidad? ¿Es que las órdenes de ese tribunal solamente obligan a Duque y no a los mamertos?

Se asegura que Santander dijo “Colombianos, si las armas os ha dado la independencia, las leyes os darán la libertad”, pero los carceleros de Santos y de Petro, al parecer, dicen: “Colombianos, debemos pisotear la constitución y las leyes de la republica e irrespetar y desconocer a las autoridades democráticamente elegidas, para que nosotros podamos terminar de entregarle el país comunismo internacional criminal y Colombia finalmente esté sometida a sus designios y ustedes, colombianos idiotas, nunca puedan recuperar su libertad.” Se acordarán de mis palabras.¡Hay están, esos son, los que venden la nación.

Coletilla Nro. 1.- Excelente la columna de María Isabel Rueda en El Tiempo de ayer. Demoledor análisis, que demuestra plenamente la ignorancia de Petro. Yo la hubiera titulado El Petroburro. María Isabel, así se estrega para que blanquee.

Coletilla Nro. 2.- Estoy de acuerdo con el doctor Germán Vargas Lleras, en que el “…Gobierno no puede iniciar la discusión de ningún pliego, ni de emergencia ni de nada mientras se mantengan los bloqueos … y menos aún cuando los acontecimientos están revelando … a los … actores que desde la oscuridad han financiado y promovido todo lo que lamentablemente ha ocurrido.” ¿Qué pensar de un comité de paro que alega que hay hambre y miseria entre la población más vulnerable con motivo de la pandemia y decreta: i) manifestaciones para que colapsen las UCI; ii) bloqueos en las vías para que nos les lleguen las drogas y el oxígeno a los enfermos y para que tampoco les lleguen los alimentos a las poblaciones y se tengan que botar por su descomposición en las carreteras, con lo que lograron, de paso, que la canasta familiar esté por la nubes y que muchas empresas se hubieren quebrado y iii) las gentes tengan que caminar hasta sus casas porque los vándalos, siguiendo órdenes de la Habana, destruyeron a Transmilenio.

Coletilla Nro. 3.- Mis felicitaciones a la senadora María Fernanda Cabal, quien viajó, con una comisión del Centro Democrático, la que lidera, a visitar a las directivas de la CIDH, para entregarles un portafolio contentivo de 180 noticias falsas (fake news), debidamente desvirtuadas. Esas noticias falsas fueron difundidas por los vándalos en su estrategia denominada “inversión revolucionaria de la realidad”, para incendiar el país y engañar, de mala fe, a nuestros jueces y a los organismos internacionales.

Coletilla Nro. 4.- El bodrio de proyecto de reforma a la justicia que cursa en el congreso, cuyos ponentes no consultaron ni a jueces, ni a abogados, ni a los funcionarios de la rama, ni a los profesores de derecho, ni a los estudiantes, ni a nadie e igualmente el proyecto de código disciplinario único, que busca incrementar en 500 cargos la burocracia nacional, serán otros motivos para que el comité de vándalos siga clamando y promoviendo por la destrucción nacional y por los ataques vandálicos y criminales a nuestra fuerza pública.

Coletilla Nro. 5.- Sigue la plaga de los falsos testigos. – Mientras más piezas procesales conozco del caso Galán, más asco me produce el accionar de la fiscalía, en cuanto afinca sus decisiones en los testimonios mentirosos y contradictorios de numerosos testigos falsos. A quien le interese este tema de corrupción, le cuento que el próximo 18 de junio a las 2:00 p.m., la barra académica, de la Defensoría del Pueblo del Magdalena, tiene programada una conferencia sobre “Prohibiciones probatorias, falsos testigos y peritos en el juicio”, que será dictada por el profesor Jaime Lombana Villalba.

1 comentario en «La Colombia Inhumana, mentirosa, abusiva y criminal y el comité de gánsteres y extorsionistas.»

  1. Jose excelente artículo, totalmente de acuerdo con todos sus comentarios. La pregunta a parte de sair a votar por un candidato de derecha y ojalá de ultra derecha, qué podemos hacer para defender la democracia desde el ámbito jurídico, pero teniendo en cuenta la grave corrupción de la Fiscalía, de la corte Suprema de Justicia y hasta de la misma corte constitucional?

    Responder

Deja un comentario