Dos temas de actualidad

Dos temas de actualidad

1º.- El dictador cubano calló al cantor, asesinó al pueblo y la isla ya ni murmura.- Petro, el esbirro cubano y sus secuaces del comité vandálico de paro y los demás defensores de la violencia y de las tiranías cubana, nicaragüense, venezolana, talibán e Iraní, los que celebraron las masacres de los marchantes no violentos en Cuba, las masacres de gentes humildes cuya miseria, para quienes vimos los videos de esas marchas, saltaba a la vista y quienes simplemente marchaban pacíficamente, implorando por comida, medicinas, vacunas, educación, internet, celulares y libertad, están invitando en Colombia, a la realización de nuevas marchas salvajes para el jueves 26 de los corrientes.

Estas nuevas marchas son dizque para protestar por la nueva reforma tributaria pues no quieren ninguna, para que el Estado colapse y puedan entonces encarcelarnos como los talibanes lo están haciendo con su pueblo y establecer su tiranía o para imponer algo así como la oficina de Envigado pero que maneje todo el país desde Bogotá, a punta de pistola, como en Cuba. La idea también es que lleguemos al cuarto pico, pues necesitan más muertos para desacreditar a Duque y a su exitoso plan de vacunación. ¡Qué asco!

Señor Comerciarte protéjase que la violencia que se espera para ese día va a ser salvaje, pues la orden es que salgan a destruir todo lo que encuentren no los marchantes pacíficos sino las bestias criminales, las protegidas por el senador Bolívar, los paraguerrilleros urbanos, más conocidos como la primera línea.

Tranquilos, sigan haciéndoles el juego a los mamertos y perderán todo lo que perdieron los cubanos, los nicaragüenses, los venezolanos y los argentinos: la libertad. ¡Nada que valga la pena!

2º.- Los afganos y el tal Iván Cepeda.- Los defensores de la tiranías y de todos los violentos, están furiosos por el acto humanitario de Duque, el de recibir a un grupo de unos 4.000 afganos, para que estos puedan continuar una migración ordenada hacia los Estados Unidos. Ojalá pudiéramos recibir más refugiados cubanos y venezolanos, previos estudios de seguridad; aunque los cubanos no quieren venir a Colombia, pues no se sienten seguros ni con las guerrillas, ni con los vándalos y por ello prefieren vivir en un país defensor de las libertades y continuar su rumbo hacia Norteamérica. Por mí que los afganos se queden en Colombia, pues por lo menos ya saben lo que es sufrir una HP tiranía inmunda como la cubana o la de los talibanes, de las que no hay salida.

Deja un comentario