Cuatro temas de actualidad

LAS FUERZAS ARMADAS. – Nuestra solidaridad con nuestro Ejército, por los traicioneros y cobardes ataques del ELN, la narco guerrilla cubana que desde hace años asesina, extorsiona y secuestra a los colombianos y en los cuales perdieron sus vidas cinco militares y otros seis resultaron heridos, ello en jurisdicción de Arauquita, departamento de Arauca y nuestra solidaridad, también, con nuestra Policía Nacional, por los ataques criminales del grupo narcotraficante y terrorista, conocido como el Clan de Golfo, de los que han sido víctimas algunos de sus hombres e igualmente nuestra solidaridad con todos los ciudadanos de la capital por el accionar violento que vienen sufriendo por parte de las guerrillas urbanas o primera línea. No tenemos gobierno que sea capaz de hacer respetar con la fuerza necesaria, ni la vida, ni la honra, ni los bienes, ni la movilidad de nuestros compatriotas, para sacar a Bogotá del Caos, en la que la tienen sumida los vándalos y algunos funcionarios públicos de todos conocidos.

MINISTRA KAREN CECILIA ABUDINEN ABUCHAIBE. – La renuncia de la ministra de las tecnologías de la información y las comunicaciones era de esperarse, porque demostró no estar preparada para enfrentar exitosamente una licitación pública, lo que no es admisible en un ministro y menos aun siendo abogada. Ese descalabro amerita una pronta investigación y la adopción de medidas urgentes para rastrear y recuperar los dineros públicos a la brevedad y para sancionar penal, fiscal y disciplinariamente a los involucrados, en el ataque a los recursos de las clases menos favorecidas por la fortuna, que causó su renuncia.

EL CIERRE DE COLTEJER. –  Triste y muy perjudicial para el país el cierre de una empresa tan querida y de tanta trayectoria para los colombianos. Ese cierre deja sin empleos, directos e indirectos, a miles de familias colombianas, sin que se nos pueda olvidar el desabastecimiento de telas que se va a presentar, el que de contera incrementará el contrabando, que tanto daño le ha hecho al país. Creo que el gobierno a pesar de las intensas luchas de los comunistas por acabar y destruir el empleo, la industria y el comercio nacionales y, de paso, todo lo que encuentren en su camino de odio y violencia, debería extenderle una mano a esa empresa que bien podría, para evitar su cierre, asociárse con una textilera internacional.

Lástima que los colombianos, por la deshonestidad de muchos de los administradores de las compañías anónimas, hubieren perdido su apetito por las acciones de esas sociedades y ni bobos que fueran, pues el rendimiento de muchos de esos títulos accionarios es negativo.  ¡Amanecerá y veremos!

LA NOVELAS DE RCN Y CARACOL TELEVISION. – Estamos mamados con la violencia que respiran los rojos de Caracol en sus novelas, las que se arrodillan al culto del narcotráfico y al accionar criminal de los sicarios; las novelas de RCN, por el contrario, son refrescantes, pues aunque plantean problemas nacionales, aportan soluciones y fomentan valores entre sus televidentes. CAFÉ nos ofrece los hermosos paisajes de nuestra zona cafetera, cuyos guaduales y sus viejas casonas nos alegran la noche y nos previenen de muchas amenazas que el comun no alcanza a avizorar siquiera y ENFERMERAS, mueve nuestra sensibilidad y nos muestra como nuestros nuestros profesionales de la salud, además de las muy duras, fatigantes y difíciles tareas que tiene que enfrentar, hacen lo posible por alegrarles la vida a los niños y las gestantes sin recursos, a las que auxilian económicamente de su propio peculio. Bien por RCN, pues es mejor hacer el bien que el mal. Es mejor promover la solidaridad entre los colombianos que el odio, la violencia, el terrorismo y el salvajismo castristas.

Deja un comentario