Dos temas de actualidad

Seguridad portal de las Américas y acciones contenciosas.- El accionar de las bestias o de los  criminales  de la primera línea, dirigidas por las guerrillas castristas, por Fejode, Petro, Bolívar y defendidas por la Sala Civil de la Corte, con dos honrosas excepciones, en cuanto le impide a la espada de la justicia utilizar las armas de fuego para repelerlos, con lo que de paso coadyuva a su fortalecimiento, a la consolidación del terrorismo urbano, al irrespeto permanente a las autoridades de policía y al fortalecimiento de la criminalidad que nos azota a todos los colombianos, quienes contemplamos, aterrorizados, la carnicería diaria, en Bogotá y en otras ciudades del país, a manos del hampa criolla, la que cada dia que llega lesiona o asesina a nuestros policiales, a la vez que vemos perecer también nuestra tranquilidad, nuestros ahorros y esfuerzos de años, para sostener siquiera una vivienda digna, por lo menos en el caso de quienes no gozamos siquiera de una pensión.

Ya es hora de que los vecinos se junten y presenten una demanda contenciosa multi millonaria no solo contra el Ministerio de la Defensa, la Policía Nacional, el Congreso  y el Distrito sino contra la Rama Judicial,  por el incumplimiento de estas autoridades del mandato que les impone el artículo segundo constitucional, del cual se deriva  la desvalorización salvaje de sus propiedades, sino adicionalmente por los perjuicios económicos que adicionalmente el incumplimiento de esas funciones constitucionales les acarrea, al punto de que muchos propietarios de esos inmuebles están pagando las cuotas de administración, los impuestos de Catastro y los servicios públicos, porque los inquilinos les devolvieron sus propiedades y nadie les quiere volver a tomar en arrendamiento, semejantes ratoneras de porquería en las que las convirtieron los malandros castristas de la primera línea. Arribamos al Estado inútil, corrupto, narco e incompetente, carente de toda justicia.  ¡Qué asco, con razón hay tanta gente saliendo del país!

Petro, títulos falsos y corrupción.- Los politiqueros que abundan, interesados en hacer incurrir en error a los electores, para que crean que sus candidatos son personas supremamente preparadas, estudiosas y competentes y poder ganar así sus favores electorales en las urnas, vienen invocando o títulos express,  como en el caso de Julián Bedoya Pulgarín, a quien lo graduó a la volandas, pasando por encima del reglamento, otro politiquero, Néstor Hincapié Vargas, el malhadado exrector de la UdeM y presidente del directorio político que ilegalmente funcionaba en nuestra casa de estudios y hoy imputado por falsedad ideológica.

Personajillos que tanto daño le hicieron y le continuarán haciendo al claustro y a la comunidad, hasta que la justicia los ponga tras la rejas o  bien, exhibiendo diplomitas,  en los que se lee que el nombrado asistió a algún seminario, de unos ocho días, en Harvard,  tal es el caso de pinturita, el tristemente célebre alcalde de Medellín, o, el de la actual presidenta de la Cámara de Representantes, quien para graduarse, según su universidad, presentó una tesis que no lo es, pues la que entregó no pasa de ser un plagió vulgar y por ello, al parecer, la Sala Penal de la Corte la llamó a rendir una versión libre, pero la tapa del cóngolo, si es la de Petro, quien en sus perfiles y en el libro en el que justifica el accionar de la bestias que incendiaron el palacio de justicia, alega ser además de economista, título que debería revisarse por la debacle venezolana y el pésimo manejo suyo de Bogotá, alega ser doctor en nuevas tendencia en administración,  especialista en administración pública de la Universidad de Lovaina; magister en economía de la Universidad Javeriana, pero, al parecer los 3 últimos títulos, incluyendo el del doctorado, no son ciertos o, dicho con otras palabras, Petro no es “dotor” y si se mira bien todos estos personajes enfrentan cuestionamientos éticos y, por lo tanto, no pueden volver a ser llamados ni para defender la cosa pública, ni tampoco para defender los altos intereses del Estado y ni hablemos del Falso Nobel de la paz, ala.

https://www.elespectador.com/bogota/los-tres-titulos-falsos-de-gustavo-petro-article-628574/

Deja un comentario