La constitución de 1991 se diseñó para entregarle el país a Cuba, país que promueve la guerra en Colombia

Necesitamos una constituyente para corregir el rumbo mafioso de la república.

“La finalidad de la guerra es el homicidio; sus instrumentos el espionaje, la traición, la ruina de los habitantes, el saqueo y el robo para aprovisionar al ejército, el engaño y la mentira, llamadas astucias militares” León Tolstoi.

Integrar una constituyente no es irresponsable, ni es abrir una caja de Pandora. La verdadera caja de pandora que nos abrieron irresponsable e ilegalmente a los colombianos, fue la constitución de 1991, la cual fue redactada en el desgobierno de César Gaviria Trujillo, por Carlos Gaviria Díaz y el M-19, de la que se nos siguen derivando toda suerte de consecuencias desastrosas y, por lo tanto, es urgente convocar una nueva constituyente, para tratar de resolver con ella los grandes problemas nacionales de corrupción y de ineficiencia del Estado y, sobre todo, para acabar con el régimen corrupto y corruptor que ésta fortaleció y que se sigue fortaleciendo desde entonces y del que tanto se quejaba Álvaro Gómez Hurtado.

Leer másLa constitución de 1991 se diseñó para entregarle el país a Cuba, país que promueve la guerra en Colombia